ENTREVISTA ROBB REPORT

    itghome1


ROBB REPORT INTERVIEW TO JAIME GOROZPE.

Mary Gaby Hubard
Hace 4 meses

Jaime Gorozpe empezó a trabajar a los 15 años, durante un verano en una agencia de viajes.
“Armaba itinerarios, viajes para familias y cosas así. Después estudié turismo y de hecho, mi socia actual era mi maestra en la universidad.
Ella acababa de montar esta agencia dos años atrás y cuando yo entré éramos ocho personas en la oficina.
En ese entonces vendía boletos de avión y hacía reservaciones. En el 96 me volví su socio y empezamos a crecer la empresa y contratar más gente.” La agencia de la que habla, se llama International Travel Group y hoy en día es la mejor de América Latina, enfocada en el high-end leisure. Son el cliente número uno de Virtuoso en Latinoamérica.

Después de 22 años involucrado en la industria de turismo, Gorozpe pasa la mayor parte de su vida a bordo de un avión y más de 250 días del año en habitaciones de hotel de distintas partes del mundo. “En los próximos 40 días estoy en Aspen, Deli, Estambul, Beirut, Estocolmo, Atenas, Mykonos, París, Roma, Isquia, Belgrado, Viena, Santo Domingo y San José,” nos menciona, con la misma normalidad que cualquier otra persona platicaría su rutina diaria, que por lo general no implica visitar casi 15 ciudades en poco más de un mes. Gracias a ese estilo de vida, que aunque no lo parezca resulta muy cansado, es que la agencia es todo un éxito. 
“Es rarísimo que recomendemos un lugar que no hemos visitado. Los viajes a África por ejemplo, son proporcionalmente los más caros por todo lo que implican. Por eso es muy delicado, pues así como hay lodges muy buenos hay otros muy malos que no me arriesgaría a sugerir a mis clientes sin conocer”, afirma el CEO de ITG.

Su trabajo sin lugar a dudas suena como el dream job de cualquiera; dedicarse a viajar por el mundo y experimentar en carne propia todo lo que sucede a nivel high-end alrededor del globo terráqueo ¿qué peros podría tener? Parecería que no, pero cualquier actividad de ocio pierde cierto atractivo cuando se convierte en algo obligatorio. Viajar por el mundo no es la excepción.
“¿Te digo algo? La capacidad de asombro sí se pierde. Hace años, cuando iba a París me acuerdo que me ponía nervioso de lo que me gustaba ver las calles, me daban hasta cosquillas en la panza de la emoción.
Ahora, voy contestando mails en el taxi y me da igual lo que está pasando afuera. Cuando abusas de la capacidad de asombro, la pierdes. No sientes la misma emoción y alegría. Yo lo pienso, y me encantaría sentir lo mismo que las primeras veces, pero ya no es así”. 
Él va cada 15 días en París, porque dice que “es el corazón del mundo”, lo utiliza como base por la facilidad de movimiento y conexiones aéreas que tiene.

_
_

Es un hombre que conoce un sinfín de destinos y constantemente está en búsqueda de un nuevo hotel,atracción o novedad para recomendar a sus clientes. Porque la industria en la que él comenzó hace 20 años, ha cambiado abismalmente. Está consciente de que el lujo no tiene una relación directamente proporcional con el precio. Lo que la gente busca es confort, exclusividad y atención. No depende del espacio, del costo o la distancia. Tiene mucho más que ver con el escenario y el trato que recibas. “El lujo ha crecido muchísimo. Los que viajaban en turista antes, ahora buscan hacerlo en business. Y los que viajaban en business ahora quieren ir en primera clase. Nosotros emitimos más boletos en business que en turista, ahora no piden cuartos, piden suites. El viaje de lujo a nivel internacional ha incrementado considerablemente. 
La gente es cada más exigente”. Eso implica que la oferta de su agencia tiene que ser extraordinaria y distinta. “Seleccionar un buen hotel se puede hacer en una revista o página de internet, pero quien realmente construye la experiencia es quien te lleva por la ciudad. 
El éxito de nuestro trabajo es que colaboramos con los mejores operadores de cada ciudad. Los que tienen las mejores guías, la mejor transportación, son los más flexibles con las mejores conexiones para conseguir lo que normalmente no encontrarías. 
Lo que te hace ser bueno, en realidad es tu equipo”.

Como parte de ese movimiento constante, los destinos más hot cambian cada año y con base a su amplia experiencia, Jaime nos platicó cuál era el destino imperdible para este 2016: “Sucede lo mismo que en la ropa. En los viajes también hay modas. Los lugares han estado ahí desde siempre, pero lo que abren en cada uno de ellos, las atracciones y forma de conocerlos es lo que cambia.
Yo he notado que en la agencia, África es uno de los más solicitados. Últimamente está más hot que nunca, hemos vendido más safaris a África en este año que en los últimos diez. Es la experiencia más exclusiva de viaje que podrías hacer. Ves poca gente y mucha naturaleza. África es mucho más que animales.
Hay playas, buceo, arte, grastronomía, desierto.
Y el alojamiento en general, es muy exclusivo porque son muy chiquitos. El servicio es impecable”.

A pesar de conocer tantos sitios, Gorozpe como todos tiene un hotel favorito: “El servicio, diseño, atención, decoración, ubicación, baño, cama, amenities, gente, todo es impecable. Es en Capri, el JK. Cero peros, todo es perfecto, no lo cambiaría por nada”. Y también, a pesar de haber realizado tantos, sin importar a qué parte del mundo vaya, él busca lo mismo que todos en cada viaje:
“Descubrir algo nuevo, que no conozca y me sorprenda. Desde un hotel, hasta una persona”.